Automatización y control de calidad

Las empresas de moldeo a presión modernas utilizan varios métodos sofisticados para automatizar el proceso de moldeo a presión y asegurarse un control continuo de la calidad. Los sistemas automatizados se pueden utilizar para lubricar matrices, verter metal en máquinas con cámara fría e integrar otras funciones, como enfriar o recortar piezas de moldeo. Los microprocesadores permiten obtener información sobre la velocidad del metal, la posición de la vara de inyección, la presión hidráulica y otros datos que se utilizan para ajustar el proceso de mecanizado de moldeo a presión, lo que garantiza piezas de moldeo consistentes en cada disparo. Estos sistemas de control de proceso también recopilan datos del desempeño de la máquina para el análisis estadístico durante el control de calidad.