Proceso de moldeo a presión

¿Cómo funciona el proceso de moldeo a presión?

Con frecuencia, al moldeo a presión lo llaman la ruta más rápida entre la materia prima y el producto terminado.

Debido a la diferencias en las temperaturas de fusión de las numerosas aleaciones de moldeo a presión, se utilizan dos métodos para insertar el metal fundido en las cavidades de la matriz. A estos se los denomina máquinas con cámara caliente y con cámara fría.

Cámara caliente

Las máquinas con cámara caliente o émbolo se usan principalmente para aleaciones de zinc. Con la tecnología moderna, este proceso se usa cada vez más para el magnesio. El proceso de cámara caliente es el método elegido de moldeo a presión debido al alto nivel de productividad. Sin embargo, no se puede usar para algunas aleaciones con alto punto de fusión o para aquellas aleaciones que atacan la metalurgia de la máquina.

Secuencia de operación del proceso de moldeo a presión en cámara caliente:

  • Se cierra la matriz y se llena el cilindro cuello de cisne con el metal fundido.
  • El émbolo empuja el metal fundido a través del conducto cuello de cisne y la boquilla hasta llegar a la cavidad de la matriz. Se ejerce presión sobre el metal hasta que este solidifica.
  • La matriz de abre y los núcleos, si los hay, se retraen. La pieza moldeada a presión permanece en la matriz expulsora. El émbolo regresa a su posición y empuja el metal fundido nuevamente hacia la boquilla y el cuello de cisne.
  • Los vástagos expulsores empujan la pieza moldeada a presión fuera de la matriz expulsora. Cuando el émbolo descubre el orificio de entrada, el metal fundido vuelve a llenar el cilindro cuello de cisne.

Cámara fría

Las máquinas de cámara fría minimizan el contacto entre la aleación que se moldea y las piezas de acero inoxidable y esto permite el procesamiento de las aleaciones con temperaturas de fusión altas. Se usa principalmente para moldear a presión piezas de aluminio, bronce y magnesio de mayor tamaño.