Construcción con moldeo a presión

Construcción con moldeo a presión

Las matrices, o herramientas de moldeo a presión, están hechas de aceros de aleación de herramientas en al menos dos secciones que se denominan la mitad fija de la matriz y la mitad de expulsión de la matriz, para facilitar la extracción de las piezas de moldeo. Las matrices modernas también tienen correderas extraíbles, centros u otras secciones para producir orificios, roscas y otras formas deseadas en la pieza de moldeo. Los orificios de colada en la mitad fija de la matriz permiten que el metal fundido ingrese en la matriz y llene la cavidad. La mitad de expulsión normalmente contiene las correderas (pasajes) y compuertas (entradas) que trasladan el metal fundido a la cavidad (o cavidades) de la matriz. Las matrices también incluyen pernos de bloqueo para asegurar las dos mitades, pernos de expulsión para facilitar la remoción de la pieza moldeada y orificios para el refrigerante y el lubricante.

Cuando la máquina de moldeo a presión se abre, las dos mitades de la matriz se bloquean y se mantienen juntas debido a la presión hidráulica de la máquina. La superficie en donde se unen las mitades de expulsión y fija se denomina la "línea de separación de la matriz". La fuerza de sujeción de la máquina está determinada por el área total proyectada de la pieza moldeada, medida en la línea de separación de la matriz, y la presión que la máquina requiere para inyectar el metal en la cavidad de la matriz.

Hay cuatro tipos de matrices:

1: De una cavidad para producir un componente.

2: De varias cavidades para producir piezas idénticas.

3: matriz unitaria para producir distintas piezas al mismo tiempo.

4: matriz combinada para producir distintas piezas para el ensamble.