Cuenta de ahorros para gastos médicos (HSA, por sus siglas en inglés)

Una cuenta de ahorros para gastos médicos (HSA) es una cuenta de ahorros deducible de impuestos que se usa con un plan de cuidado de la salud con deducible alto. Las contribuciones hechas a esta cuenta no son gravadas al momento del depósito. Los retiros de una cuenta HSA no son gravables y no tienen penalización cuando los fondos se usan para pagar gastos médicos calificados.

Los asociados elegibles que decidan inscribirse en beneficios médicos participarán del plan de salud orientado al consumidor (CDHP) de Pace. Este es un plan de salud con deducible alto. También pueden abrir una cuenta HSA. Cuando se abre la cuenta HSA de un asociado, Pace contribuirá todos los meses a su cuenta HSA $41.66 por un plan solo para el asociado o $83.33 por un plan familiar. Los asociados también pueden decidir hacer contribuciones durante el año, como deducciones antes de los impuestos. Los asociados de más de 55 años tendrán la opción de participar en contribuciones adicionales a la cuenta HSA.

Los participantes con HSA recibirán una tarjeta de débito fácil de usar de Health Savings para usar en gastos elegibles.  Por ejemplo: visitas al médico, medicamentos con prescripción, visitas al dentista o gafas recetadas. Para obtener más información sobre su cuenta HSA o una tarjeta nueva/de reemplazo/adicional de Health Savings, comuníquese con Health Savings al  888-354-0697 o a healthsavings.com.


Puntos básicos del HSA

  • Las contribuciones son deducibles de impuestos
  • Su cuenta crece con impuestos diferidos
  • Todos los años, se suma nuestro saldo
  • No recibirá ningún impuesto si usa el dinero para pagar gastos médicos, incluyendo tratamientos dentales y de vista
  • Cualquier contribución hecha a su cuenta HSA es suya y puede conservarla

 

Límites de la HSA para 2020

Contribuciones para HSA individual, $3 550

Contribución para HSA familiar, $7 100

Contribuciones para ponerse al día en la HSA, $1 000

Buzón de sugerencias